l   junio 15, 2018   l  

Debut Celeste Uno x Uno


Giménez se eleva más que los súbditos de Godín y la clava contra el palo. Luego le dedicará el gol a su abuelo postizo, al grito de “¿¡por qué no me engualichás ahora, eh!?”




Lubo Adusto, emocionado con el Mundial Rusia 2018, se tomó el tiempo para hacer la valoración del rendimiento de cada uno de los players que disputaron el match en Ekaterimburgo.

COMBINADO EGIPCIO

El Shenawy: le pareció un poco fuerte lo de la diputada que abogó en contra de la legislación del aborto diciendo que cuando se nos embaraza la perra no la hacemos abortar. En el resto bien, le tapó una pelota de gol a Suárez aunque el mérito es compartido. No se tiró en el gol, lo que habla de que debería eliminar a Gustavo Munúa de sus referentes (3).

Ahmed Fathy: si fuera inglés, sería el gordito Ahmed (2).

Aly Gaber: en el 2008 casi lo trae Wanderers, pero al ver que iba a compartir plantel con Telechea, la operación no se concretó (3).

Ahmed Hegazy: batalló (2).

Mohamed Abdelshafy: le pareció que De Arrascaeta incidió menos que lo que incidirá Talvi en las próximas elecciones nacionales (1).

Mohamed Elneny: Mohamed, el neny ya tiene puesto el chaleco, arrancamos cuando quieras (2).

Tarek Hamed: expeditivo (1).

Amr Warda: siempre conviene tener un jugador con chiste cantado para levantar un partido aburrido (1).

Abdallah ElSaid: tiene su apellido en Spanglish. Como el Toti Hedijo (2).

Mahimoud Treziguet: flojo partido del galoargentino. Si va a nacionalizar, nacionalice bien (no haga como Uruguay en el básquetbol, que nacionalice jugadores blancos que no saben saltar, como Woody Harrelson) (1).

Marwan Mohsen: le pareció que el director de cámaras abusó de los primeros planos a Salah (1).

Ingresaron:

La Morsa Moursy: batalló (1).

Palito Kahraba: dejó el tendal por izquierda (3).

Juan Carlos Ramadán: resulta difícil competir a este nivel con el estómago vacío (1).

DT: Cuper. Ayer compré una camiseta de Alemania en los techitos verdes. Era más verdadera que los incisivos de Cuper (2).

Por el lado de URUGUAY

Muslera: vistió de verde (2).

Varela: hermoso. Ahora, desde Gustavo Méndez en el 2002 no se veía un lateral derecho de rendimiento tan nefasto en un debut mundialista (rubro futbolístico 1, rubro belleza: 9. Total, (5) ).

Josema Giménez: 23 años, juega su segundo Mundial, y mete el gol en la hora para sumar de a tres. Y todo esto con un encosto en contra que arrastra desde hace un par de años. El día que lo tenga a favor, termina ganando el botín de oro (6).

Godín: fue la principal arma ofensiva del equipo. Pero claro, de volante ofensivo jugaba en Defensor y lo echaron, y por algo lo echaron. Ha mejorado mucho en el rubro actuación (4).

Cáceres: cortó una jugada de gol de Uruguay en el complemento poniendo la manito, y luego le pagaron con la misma moneda: tiró una tijera oportunamente interceptada por Sánchez. En una subió y bajó con una velocidad similar a la de Joe Emerson Bizera yendo al baño tras una anestesia general (3).

Nahitan: fracasó (4).

Vecino: exquisito. Pero el Mono Gambeta sabía muy mal, y por ahí no visitaba hospitales ni ayudaba a los más necesitados, pero se tiraba a los pies del rival y la pelota no pasaba (3).

Bentancur: tiene cosas de Pirlo, dijo Bielsa. Ahí entendemos por qué a Bielsa lo echan de todos lados. El recuerdo para Jonathan Rodríguez, que tenía cosas de Zalayeta. Puntualmente, un reloj (1).

De Arrascaeta: hizo todo mal. Su proceso de nachogonzalización está culminado (0).

Suárez se apresta a perder otra chance de gol. ¿Y van? Ivan Drago.

Suárez: ¿vio en 1924 los jugadores de Uruguay jugaban mal a propósito para confiar a los yugoslavos, y después les metieron 7? Pues bien, Suárez hizo lo propio, pero se olvidó de la parte en que empieza a jugar en serio. Triste desempeño (-2).

Cavani: con menos prensa que Suárez, con menos publicidades por minuto, pero con mucho más efectivo (4).

Ingresaron:

Sánchez: semi afrodescendiente, no en vano metió el centro del gol. Factótum (5).

Cebolla: raro que estando habituado a la exigencia de la liga uruguaya, que domingo a domingo lo fuerza a desbordar a hombres como Coto Correa o Gorsmuller, no haya conseguido hacer nada positivo en el tiempo que estuvo en cancha (0).

“Ratón Enceguecido” Torreira: entró faltando nada. Medio minuto después, pelota en el palo. Un minuto después, gol. No creemos en las casualidades. Me dirá: ¿la tocó? No. Pero contagió (7).

Contagiosa alegría del banco celeste.

DT Tabárez: se enojó pero mesuradamente en la conferencia de prensa. Pero como dijo Etchandy: Uruguay quiso jugar lindo, pero terminó ganando como ha ganado siempre, jugando feo y medio de pedo. Bien (3).

Colegiado de turno de origen holandés: no incidió en el juego, nada que reclamarle, ni siquiera pidió el VAR en la jugada que pensamos que había entrado pero no. En el debe, quizás, el no habernos mostrado ninguna amarilla, algo que seguramente conspirará negativamente sobre nuestro amor propio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.