l   septiembre 7, 2017   l  

Americup 2017 Renovando el amor…





L

Las jornadas vividas en el Palacio Peñarol en el marco de la Americup 2017 fueron motivantes y estimulantes para los desafíos que se vienen para la selección uruguaya de basquetbol. Algunas pinceladas de lo que se vió, sintió y escuchó por esos días se detallan en la siguiente nota…

Está claro que la performance de la selección uruguaya de basquetbol en la Americup 2017 ha sido más que destacable, ganando a República Dominicana luego de 22 años y haciéndole un gran partido a EEUU. Además de haber conseguido uno de los 7 cupos para los juegos Panamericanos Lima 2019.

Ahora hay algunas perlitas que se vieron en la cancha que realmente lograron generar una conexión del público con los jugadores, lo cual es toda una gran noticia tomando en cuenta las eliminatorias al mundial que arrancarán el próximo mes de noviembre.

Batista… Un tipo que además de lo que juega, tiene una presencia en el equipo que es ineludible. Ordena, exige, reclama, simula, todo en una misma jugada, y en la mayoría de las veces trató de carpetear a los jueces hablándoles cerquita, dándoles la mano, palmeándoles la espalda.

Yendo de la cama hacia al living… el DT de EEUU, Jeff Van Gundy declaró antes del partido a un periodista de ESPN “Miralo, mirá a Batista” “Ya nadie se postea, pero él lo sigue haciendo. Mirá esto, todas las veces: siempre va a penetrar, girar y dar un paso de ataque. No importa del lado que empiece. Penetra, gira, da un paso de ataque una y otra y otra vez. Nuestro segundo partido del torneo es Uruguay, en Uruguay. Me voy a la cama pensando en Esteban Batista”

Granger… Claramente tiene un talento único. Lideró la construcción de juego y agitó permanentemente sus brazos para avivar al público presente, que respondió siempre. Además de su gran faceta ofensiva, contagió en sus compañeros una intensidad en la marca, ordenando, gritando, empujando.

Fitipaldo… Un tipo que parece super frío y racional que se la saltó la cadena en medio del partido vs EEUU pateando uno de los ventiladores que habían al costado del rectángulo. Esa frialdad que le permite colocar triples memorables en momentos bravísimos de los partidos. Además, un jugador con 26 años, por lo que hay cuerda para rato.

Borsellino… Siempre hay un jugador que hace que el público se levante y aliente y es que la entrega que aporta Nicolás es contagiosa. Cada una de las acciones que lleva adelante fueron especialmente festejadas… símbolo de esfuerzo, tenacidad, contracción a la marca.

Te seco la cancha… En uno de los partidos, tanto Granger como Fitipaldo se pusieron a secar la cancha junto al remolino que hacían los organizadores. Ahí se cayó el estadio… El juez les pidió por favor que dejaran de hacer eso, ya que hay encargados x esas cosas.

Apoyo de otros deportistas… En la primera jornada Diego Godín y Cristian Rodríguez se hicieron presentes. En el entretiempo el capitán de la selección uruguaya se debe haber sacado entre 40 y 50 selfies a pedido… sin perder la sonrisa el “faraón” no le pudo decir que no a nadie…

La segunda jornada contó con la presencia de Dolores “Lola” Moreira. Al entrar, desde la organización le pidieron la acreditación correspondiente, por lo que la velerista tuvo que ingeniárselas para llegar a la primera fila donde presenció el partido junto al Secretario Nacional de Deporte, Fernando Cáceres.

Cuerda de tambores… El primer cuarto del partido contra EEUU terminó con una clara ventaja para los celestes, que al entrar en el segundo cuarto recibieron una cuerda de tambores que le puso color y ritmo al resto del encuentro.

“Para ser campeón hoy hay que ganar”… eso se escuchó en el tercer cuarto frente a EEUU. Cerquita quedó haber clasificado al Final Four en Córdoba pero lo que se vivió esa noche en el Palacio Peñarol seguramente quedé como una de las mejores actuaciones en los últimos tiempos de la selección uruguaya de basquetbol.

Que no se corte… Es que el clima vivido reavivó la llama y conexión del equipo con su gente. Basta leer la declaración de uno de los basquetbolistas de EEUU. “Fue increíble”, dijo Hilliard sobre el ambiente del partido en la cancha. “No fue nada parecido a lo que nosotros estamos acostumbrados, incluso en los ambientes más difíciles en que tuvimos ya sea en la universidad o lo que hemos visto en la NBA o donde sea que estuviéramos jugando o en la liga G. Eso fue probablemente lo mejor que verán. Jugar en ese tipo de ambiente contra un gran equipo… hay solamente algunas pocas cosas mejores que esas”.

Ver más:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *