l   junio 8, 2016   l  

Seba Fernández Ídolo “de rebote”





L

Llegó al fútbol sin proponérselo demasiado y cuando quiso acordar ya había sido campeón uruguayo con Defensor Sporting, campeón argentino con Banfield y estaba jugando en el Málaga, entrenando con grandes figuras y enfrentando a los mejores futbolistas del mundo.

En el medio de todo eso, disputó el Mundial de Sudáfrica, siendo parte uno de los momentos más gloriosos de la historia reciente de la selección uruguaya.

Ahora es ídolo en Nacional, el equipo de sus amores, y aún después de aquella noche amarga en la Bombonera, su máximo sueño es la Copa Libertadores.

ZONA MIXTA se fue hasta al Parque Central y se encerró en el Palco 1 con Seba Fernández, quien contó su historia con el sello de la sencillez. ¿Hay que esperar un poco para empezar la nota? “Tranquilo”, dice. ¿No sé puede prender el aire acondicionado porque complica el audio de la entrevista? “No pasa nada”. ¿Hay que ir a sacarse fotos con unos niños que corretean por ahí en el medio de la entrevista? “Vamos arriba”. ¿Se alarga la entrevista más de la cuenta? “Nacho (González) me va a matar, porque no vamos juntos”.

Así de sencillo parece ser Seba, el hombre con cara de niño, mirada sincera y sonrisa generosa. Y no se guarda nada. Desde sus orígenes en Miramar y sus primeros tropiezos en la selección (incluidas las miradas aleccionadoras del Maestro), hasta las semifinales de la Champions con el Málaga y la última frustración con Nacional.

No se la pierdan.

Ver más:

8 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *