l   enero 28, 2017   l  

"Chapita" Blanco Dinámica de lo impensado





A

Apenas terminado el partido que le dio la clasificación a Wanderers a la fase 2 de la Copa Libertadores 2017 – donde jugará vs The Strongest (Bolivia)- el periodista de cancha de Fox Sports le comentó al “Chapita” Blanco que al ver su rendimiento en el partido parecía un pibe y no un muchachote de 35 años como dice su cédula de identidad.

Es que el goleador bohemio (3º en la historia, con 93 goles) jugó un partidazo: asistencias, goles, alguna infracción en la marca y hasta pinchó el partido tirado en el césped con alguna patadita que recibió.

Ahora, uno de los temas que sale a la luz es, ¿qué podemos esperar de un jugador que supera los 35? Si nos ponemos del lado del mercado, podríamos pensar que es un jugador inútil, que en breve se puede lesionar y por tanto como club o empresario podríamos dejar de facturar. Cierto en algún punto, ¿verdad?

Por otro lado, como en cualquier laburo u oficio, la experiencia juega su papel: cuántos partidos importantes disputó, cuántas veces puso la pelota sobre el segundo palo del golero, con cuántos defensas tuvo que toparse e ingeniárselas para hacer su juego, cuántas veces tuvo que hacer tiempo con la guinda en los pies para que el equipo tome aire… Ponele que en el recibo de los jugadores de fútbol no se explicite la prima por antigüedad pero en la cancha se percibe, y desde la tribuna se disfruta.

Porque en un momento del deporte donde la preparación física es fundamental, todavía queda un resquicio donde disfrutar de lo impensado, de la técnica individual, la cual es tan personal que nos hace debatir en una charla de verano sobre los caños que tiraba Fabián O´Neil, los corners del Chino Recoba, le tiros libres de Bengoechea, los pases del Tony Pacheco.

Ayer el Chapita demostró una vez más que el fútbol sigue siendo ese deporte donde la velocidad es algo relativo. Johan Cruyff planteaba que “el fútbol es un juego que se juega con el cerebro. Debes estar en el lugar adecuado, en el momento adecuado. Ni demasiado pronto ni demasiado tarde”

Junto a Ignacio González (34 años), ambos “veteranos” lograron encaminar una clasificación que fue muy dura, ya que tras dos errores defensivo el Universitario de Sucre logró complicar un partido que parecía definido desde el primer tiempo para el bohemio.

Esta nueva edición de Copa Libertadores, que tiene 47 equipos (raro ¿no?), hace que el próximo 2 de febrero el equipo del prado reciba a The Strongest en el Centenario y luego defina en La Paz. En caso de superar la llave, pasaría a la fase 3, donde enfrentaría al ganadar de Cerro y Unión Española.

Pero como diría el filósofo argentino “Mostaza” Merlo, paso a paso. Por ahora será cosa de guardar bien los 400 mil dólares que ingresaron por el pasaje conquistado ayer y a cuidar bien a la dupla de “veteranos” para el próximo jueves.

Trayectoria del “Chapita”

Trayectoria

Ver más:

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *